¿Por qué querría alguien “echar toda la carne al asador”?

Y estamos de nuevo por aquí, hoy con tema culinario de por medio. ¿A quién no le apetece algo a la parrilla para hacer el día un poco mejor, no? Pues a poca gente, pero centrémonos que a lo que vamos es a la expresión. 😉

Pues bien, ¿qué quiere decir “poner toda la carne en el asador”? Haciendo un símil de poker sería hacer un all in, ir con todo. Pero si no te ves en un casino lo que te diremos es que  se refiere a arriesgarse para conseguir un objetivo, no dejarse nada en la reserva, usar todos nuestros recursos (especialmente todos aquellos que tienen que ver con el ingenio, con la persuasión) para que algo que nos interesa mucho se convierta en realidad.

¿Qué tiene que ver la carne en esto? ¿Cómo hemos llegado a esta interpretación? Pues España no es el único país donde se usa con ese significado. En Argentina o México la usan exactamente del mismo modo.

La carne y el asador y el origen de la expresión

La verdad es que con otras expresiones que os hemos comentado nos ha sido más fácil dar con el origen de la expresión… Pero ¡que la fiesta no decaiga, que algo hemos averiguado para vosotros! El asador. Se refiere a un típico instrumento criollo que seguro que habéis visto en mil películas, tanto criollas como del extranjero, muchas de época medieval… Se trata de esa cruceta o estructura de hierro que se planta por ejemplo en los campamentos y donde se ensartan animales (generalmente grandes) para ir cociéndolos lentamente sobre el fuego. Lo que serían las barbacoas de antaño, vamos.

Pues bien, ¿y qué pasa con lo poner “toda” la carne? Por una parte está claro que un ejército no come poco, que necesita que se ponga todo el animal porque con dos patas y un ala no comen. Pero lo que es más interesante es lo que comentábamos antes, lo de no dejarse nada en la reserva, porque si en el campamento de un ejército se ponen todas las reservas de carne al fuego para ir bien alimentados se entiende que al día siguiente viene una batalla importante, que es donde tienen que hacer su all in porque es incluso posible que no haya otro día para ellos después de esa batalla. 

Todo ese tema sangriento y puede que mortecino está claro que no es el que rige hoy día pero sí tiene mucho que ver con lo de apostarlo todo, con dar lo mejor de nosotros para hacernos con una victoria, sea en el terreno que sea.

¿Cuándo ha sido la última vez que has puesto toda la carne en el asador? ¿Conoces alguna otra explicación de esta expresión? Esperaremos tus comentarios casi con tanta ansia como con la que Obelix devoraba los jabalíes. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *