Sella tu sigilo… y otras curiosidades de la palabra ‘sello’

Sellos

Sello… sello… seguro que por esta palabra lo que te viene a la cabeza es la pequeña “pegatina” que se ponía para enviar las cartas. ¡Ay,  las añejas cartas, dónde habrán quedado en la era del mail! Así que por eso este post. No en realidad es porque los sellos tienen una etimología muy curiosa. Y ojo al dato, los sellos no han pasado de moda (¿has mirado en Google el fenómeno de los sellos scrapbooking sellosgoma?). Pues eso, que fácilmente vas a poder exhibir tus conocimientos sobre la palabra en cualquier conversación hipster moderna o de manualidades. 😉

¡Y vamos al palabro en sí! Su origen está en el latín, sigillum, que era un diminutivo de signum (marca, señal o insignia). Y está claro por qué se usaba pues en la época eran habituales las comunicaciones privadas sobre estrategia militar, por ejemplo… que eran muy dados a la batalla por entonces. 😉

Pues bien, como que todas esas cartas tenían que ser secretas aquí tenemos otra curiosidad de los sellos, porque sigillum era sinónimo también de sigilo. Todo lo que iba con sello tenía que ser preservado de la curiosidad ajena, guardado, preservado. Porque nadie tenía que saber quién firmaba el texto ni qué decía. Y aquí va la tercera anécdota del día. En época romana se hizo muy famosa una cerámica de color rojizo llamada sigillata. Aparte de por el color se la conocía porque en la base llevaba una firma (un sigillum) con la persona que la había fabricado. Aquí lo de sigillum se entendía como “cerámica firmada o sellada”.

¡Y una curiosidad de regalo! Si estás en Barcelona, ve al Barrio Gótico. Todo lo que son construcciones romanas o antiguas están hechas de piedras y a cada poco si te fijas verás que en las piedras hay unos símbolos.

Ninguna buena historia empezó con una ensalada, y otras frases de bares

pizarra de bar

De acuerdo, pongamos que queremos montar un bar. Cuánta gente hay, hoy en día, que quiere montarse algo por su cuenta. Y cuántos de ellos se proponen empezar una actividad hotelera; un bar, en concreto. Así que nos pondremos en esa piel por un momento. Bien, ¿lo tenemos todo?  Mesas, sillas, barra, bien. Ahora vayamos a la cocina: extractor de humos, mesa fria, nevera y congelador. De acuerdo, todo controlado. Ahora: ¿cómo conseguimos que entre la gente a nuestro bar con toda la oferta que hay a su alrededor? Fácil: con una pizarra que lo pete, así de claro.

Seguro que habéis visto infinidad de pizarras con frases épicas, se están convirtiendo en tendencia en Internet. Y es que funcionan. Por lo que, eso: somos un grupo de amigas y amigos que vamos a montar un bar y ya tenemos todo controlado. Pues a por una pizarra, y a darle a la cabeza para conseguir ideas originales. Ah, ¿Qué no nos sale nada? Bueno, bendito Internet, que para eso está. Desde Sin Conocimiento os proponemos un par de ideas que hemos encontrado por las redes, y que seguro que se convierten en reclamo inmediato para que la gente se decante por nuestro bar en lugar de los de la competencia:

Las mejores frases para pizarras de bares

Aquí tenéis una prima propuesta de frases que quedarían de vicio en una pizarra a la entrada de un bar:

pizarra de bar

Si en cambio queremos ponernos un poco más filosóficos, podemos citar a pensadores de ayer y de hoy, como a Sabina, o a Wilde, o a… bueno, a Homer, por qué no:

pizarra de bar

Estas han sido tan sólo un par de ideas, de las que más gracia nos han hecho a los que escribimos en Sin Conocimiento. Ni que decir tiene que el límite lo tiene la originalidad de cada uno, por lo que venga, animaos a publicar en el apartado de comentarios más frases que podamos poner en nuestra pizarra de bar!…

¿Hacemos un ‘master’ o prefieres una ‘maestría’?

master o maestria

Decidirse entre expresiones a veces es más complicado que ganar un Masters 1000 de tenis, ¿no? Pues con los másters pasa eso. ¿Cómo se escribe? ¿Significa lo mismo cada una de las expresiones? Pues SinConocimiento está aquí para sacarte de dudas.

Pongamos por caso que quieres hacer un master en direccion comercial. ¿En tu título debería salir con acento o sin acento? Pues lo que dice el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua es que la palabra “master” es la voz inglesa que designa a aquellos estudios de posgrado enfocados a la inserción laboral aunque también hace referencia a los títulos inmediatamente inferiores al doctorado.

master o maestria

En castellano la forma correcta de escribirlo es con acento, es decir, máster. Aunque es cierto que en ámbitos como los negocios y por uso del inglés como lingua franca se suele tomar la palabra inglesa directamente, como en master en direccion comercial. Pero si lo que quieres es sacarte un máster en Lexicografía Hispánica lo mejor será que te lo saques con acento incluído en  el título.

Estudiar una maestría

¿Y qué pasa con la “maestría”? Sí, sí, es el talento excepcional para hacer algo… pero en lo que hoy nos concierne es una expresión interesante porque es como llaman en América Latina los estudios de postgrado.

¿Qué más hay del tema? Pues aún tenemos algo en la recámara, en el campo del cine y en el de los deportes. Para lo cinematográfico, el término “master” (en voz inglesa) designa la copia original de lo que se está grabando, lo que en la RAE gustan de llamar la cinta matriz o copia maestra. Y en deportes lo más seguro es que la hayas oído alguna vez cuando hablan de  tenis, de los grandes campeonatos en los que sólo compiten los mejores, que en lugar de “Masters de Londres” debería llamarse copa de maestros de Londres.

Mas falso que un billete de tres euros

monedacuero

Ser mas falso que una moneda de cuero es una frase típica colombiana, su procedencia es en la antigüedad cuando las monedas eran de bronce y algunos pillos aprovechaban el parecido visual para intentar colar monedas de cuero en el mercado.

Seguramente habrás escuchado más refranes similares cuando se habla de productos falsos o timos. En la mayoría de casos la gente cree que es sólo para los productos chinos. Cuidado con ellos que no os den gato por liebre, aprovechando un paréntesis, en Alireviews, la web oficial española para encontrar productos de Aliexpress podemos encontrar todo tipo de imitaciones. ¿Habrán monedad de cuero?…

“En martes ni te cases ni te embarques”

Boda

Nueva aventura lingüística. Hablamos hoy de bodas. Y está claro que estos eventos son la crème de la crème de la exquisitez, con sus vestidos y sus tocados de novia y la atmósfera tan especial que se crea. Seguro que has ido a más de una boda… pero ¿sabes por qué dicen eso de que “en martes ni te cases ni te embarques”?

¿Por qué querría alguien “echar toda la carne al asador”?

carne asador

Y estamos de nuevo por aquí, hoy con tema culinario de por medio. ¿A quién no le apetece algo a la parrilla para hacer el día un poco mejor, no? Pues a poca gente, pero centrémonos que a lo que vamos es a la expresión. 😉

Pues bien, ¿qué quiere decir “poner toda la carne en el asador”? Haciendo un símil de poker sería hacer un all in, ir con todo. Pero si no te ves en un casino lo que te diremos es que  se refiere a arriesgarse para conseguir un objetivo, no dejarse nada en la reserva, usar todos nuestros recursos (especialmente todos aquellos que tienen que ver con el ingenio, con la persuasión) para que algo que nos interesa mucho se convierta en realidad.

¿Qué tiene que ver la carne en esto? ¿Cómo hemos llegado a esta interpretación? Pues España no es el único país donde se usa con ese significado. En Argentina o México la usan exactamente del mismo modo.

La carne y el asador y el origen de la expresión

La verdad es que con otras expresiones que os hemos comentado nos ha sido más fácil dar con el origen de la expresión… Pero ¡que la fiesta no decaiga, que algo hemos averiguado para vosotros! El asador. Se refiere a un típico instrumento criollo que seguro que habéis visto en mil películas, tanto criollas como del extranjero, muchas de época medieval… Se trata de esa cruceta o estructura de hierro que se planta por ejemplo en los campamentos y donde se ensartan animales (generalmente grandes) para ir cociéndolos lentamente sobre el fuego. Lo que serían las barbacoas de antaño, vamos.

Perfumes, recuerdos y frases célebres

Perfumes con recuerdos

¿Si decimos que hoy vamos a la quintaesencia del lenguaje, perdemos a muchos lectores por el  camino? De cualquier modo, si estás aquí, sigue leyendo porque hay algunas cosillas interesantes que te traemos con este post.

 

Hablemos de perfumes. Porque está claro que las fragancias de marca tienen una presencia inigualable —¿quién no adora alguno de los masculinos aromas perfumes Calvin Klein? ¿O de las deliciosas esencias femeninas de Kenzo o Elizabeth Arden?). Y aparte existen otras creaciones más ligeras, menos intensas, que también nos acompañan en nuestro día a día. Todo esto para decir que está claro que a cualquiera le encanta un buen perfume y que fruto de ello hay unas cuantas expresiones, célebres algunas, que hablan del sentido del olfato. Te traemos algunas de las más especiales…

¿De dónde sale la fiebre por las casas de empeño?

empeño

empeño

La fiebre de las casas de empeño es tal que hoy en día hay programas televisivos a medio camino entre la reality TV y el documental centrados en esta actividad. Y es que desde el empeño coches al de joyas o incluso casas, prácticamente todo el mundo se acaba apuntando a esta tendencia, motivada en gran parte por la crisis económica; como de costumbre, las mentes creativas han encontrado la manera de sacarle partido casi festivo a la situación, que en realidad es francamente dramática. Pero ¿qué se entiende exactamente por empeñar algo? ¿De dónde sale el concepto? En Sin Conocimiento te lo explicamos.

 

¿Qué significa empeñar?

Cuando se empeña un bien, lo que se está realizando es un préstamo, usando un bien material como garantía. Si acudes a una casa de empeños, cedes un objeto de valor a cambio de una cantidad de dinero. Durante un tiempo limitado (pactado entre ambas partes) el propietario del negocio se queda lo que le hayas llevado a cambio de un dinero que tendrás que devolverle al cabo de un tiempo. Si no lo consigues, se queda con el objeto en cuestión, ya sea un anillo o un coche.

 

¿Y a quién se le ocurrió esta idea?

Todo empezó en Italia: en el siglo XV la situación era de extrema pobreza para las clases más bajas de la sociedad. Por eso mismo, los franciscanos crearon lo que se conoció como montes de piedad, o lo que es lo mismo: las primeras casas de empeño de la historia. Por aquél entonces, si pedías un préstamo (y mucha gente lo necesitaba) debías devolverlo con intereses desorbitados, entre el 30% y el 200% del valor del mismo. Una locura. Lo que hicieron los franciscanos con estas organizaciones benéficas fue ofrecer un préstamo sin interés a cambio de un bien o prenda que los necesitados de dicha operación recuperarían al poder devolver el dinero.…

Obras y piropos, ese gran clásico

piropos

Aquí os venimos hablando de expresiones curiosas de todos los tipos… y ciertamente poco hay más creativo que los piropos de obra. Es un gran clásico español ése de pasar cerca de un andamiaje de rehabilitaciones de fachadas o de cualquier tipo de obra y que se oiga una voz del tipo: “¡Que cierren el cielo, que se les están escapando los ángeles!”.

Pero claro está, el vocabulario se renueva y hay muchas más expresiones que se oyen entre pico, pala y martillo pneumático. Aquí van algunas de las más curiosas que hemos oído. Pero eso sí, no nos hagáis contaros el origen de cada una de ellas porque puede ser bastante intrincado de rastrear… Aquí va la selección.

¿Por qué decimos lo de “la prueba del algodón”?

La prueba del algodón

Seguro que has oído frases como “esto no pasa la prueba del algodón”. Y todos tenemos bastante claro qué significa: que la cosa no está del todo clara, que no está del todo bien hecha o que el sitio no está limpio limpísimo y más te valdría encargarle la tarea a empresas de limpieza oficinas barcelona… Y es curioso porque si le atribuimos este último significado es por anuncios como éste: